Belleza Personal

20131002-122831.jpg

Muchas veces mimamos y dedicamos mucho tiempo a zonas de nuestro cuerpo como la cara o el cabello, ya que es lo que más se ve y lucimos. ¿Pero que pasa con esas zonas que no se ven? También requieren los mismos mimos…me refiero a zonas tan personales como nuestro busto, axilas, trasero, pubis….todas estas zonas como sabemos que tan sólo la vemos nosotros o nuestra pareja, parece que nos relajamos pero no debe ser así, también requiere unos cuidados específico y un mantenimiento, para que luzcan sanas y bellas por más tiempo.
Comenzaremos hablando del busto. Muchas veces a este punto tan importante y característico de la belleza femenina, lo pasamos por alto y no le dedicamos más que una simple pasada de jabón. Esto es un error, deberíamos exfoliar con un exfoliante no muy agresivo y de forma muy delicada esta zona, una o dos veces por semana para así favorecer la circulación y eliminar aquellas células muertas para que luzca mucho más vistoso nuestro escote. Es fundamental que cada día apliquemos una crema hidratante, mientras masajeámos nuestro senos con movimientos circulares, esto favorecerá que se mantenga bien hidratados y bonitos a parte que favorece contra el efecto de gravedad.
A lo que se refiere a este último, es cierto que el pecho no es un músculo y con el tiempo va cayendo, pero si que es cierto que detrás hay un músculo y que si lo trabajamos de forma continúa y correcta junto con todos los demás pasos, podemos retrasar este fenómeno natural. Un buen sujetador, también tiene mucho que decir, así que si no sabemos como escogerlos, déjate asesorar por el profesional.
Las axilas es otros de esos lugares olvidados. Si que es verdad que las solemos depilar, aplicar desodorante, pero poco más….pues esto también es incorrecto, aparte de estos pasos deberías exfoliar también esta zona, para evitar los temidos granitos o lo que es peor, pelos subcutáneos que se entierran bajo la piel, a causa de la depilación.
También sería bueno, realizar blanqueamiento de la zona, ya que tiende a oscurecerse y estéticamente no queda bien. Existen varios blanqueadores naturales que son muy económicos y efectivos, al final del post os pongo la receta de uno de ellos, ya que os servirá para varias zonas del cuerpo que tiende a oscurecerse o incluso para el rostro y sus manchas, unificando el tono 🙂
El trasero también es un puntos olvidado y que debe mimarse. Deberíamos de igual modo exfoliarlo bien y aplicar cremas preventivas anti estrías o anticelulíticas, ya que es la zona más propensa a aparecer estos dos efectos. También es importante (sobretodo para las chicas negras) realizarnos blanqueamiento en la zona baja de la nalga, ya que es una zona que nos tiende a oscurecer y queda muy antiestético, en especial los días de verano cuando lucimos bikini. Sería buenos realizar unos cuantas sentadillas al día, para mantenerlo bien firme y en su sitio.
Sin duda la zona más personal y delicada de nuestro cuerpo es nuestro pubis. Por ello mismo necesita ser tratado de forma especial. En primer lugar debemos de llevar una higiene especifica y diferente al resto del cuerpo, por ello aplicáremos jabones destinados únicamente a esa zona, ya que aportan el pH justo y necesario para mantener correctamente el balance natural de esa zona. También es importante, que independientemente del tipo de depilación que nos realicemos en la zona, apliquemos bastante crema hidratante, ya que es una zona que también se reseca mucho (únicamente la zona externa, no la zona interna y mucosa).
También es muy importante la exfoliación de la zona externa, ya que al depilarle también suele resentirse y salirnos granitos, etc…el uso de un poco de blanqueante en la linea del bikini, nos puede dejar más tranquilas a la hora de lucirlo.
Es importante no abusar siempre de prendas de lycra o tejidos sintéticos…si que es cierto que son los más bonitos, pero no dejan transpirar de forma correcta la zona, por ello resérvalos mejor para ocasiones especiales 😉
Siguiendo estos consejitos, podremos estar tranquilas y felices tanto en público como en nuestra propia intimidad 🙂

A continuación te dejo la receta blanqueadora que te prometí:
Ingredientes:
-1 yema de huevo
-2 cucharadas de miel (calienta un poco la miel para que este más liquida)
-2 cucharadas de leche
-2 cucharadas de jugo de limón
Mezcla bien los ingredientes a mano, hasta que quede una mezcla homogénea. Aplica en la zona a blanquear con ayuda de un paño y deja un máximo de 20 minutos. Retira con agua templada y aplícate crema hidratante.
*es aconsejable que te realices el tratamiento a la noche, para que la piel tenga más tiempo de respirar y no se exponga de forma directa al sol. Si lo realizas en la cara, aplícate siempre fotoprotección.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s